viernes, 6 de septiembre de 2013

Augusto, el primer emperador romano (I)

Augusto

Hoy os hablaré de Augusto, el que es considerado como el primer emperador del Imperio Romano.
Nacido en Roma el 23 de septiembre del año 63 a.C, es más conocido como César Augusto o sólo como Augusto. Al ser adoptado por su tío César pasó a llamarse Cayo Julio César Octaviano y al comenzar su mandato el Senado le otorgó el nombre de Augusto, llamándose así Cayo Julio César Augusto. Gobernó desde el año 27 a. C hasta el 14 d. C, fue el emperador con el reinado más largo de la historia


Monte Palatino en Roma
Nació en una mansión en el monte Palatino con el nombre de Cayo Octavio Turino, pero fue llevado a Velletri para ser criado allí. Su padre, llamado también Cayo Octavio, fue pretor y gobernador de Macedonia, y su madre, Atia Balba Cesonia, era la sobrina de Julio César.
A los 4 años de edad se quedó huérfano de padre. Cuando su madre se volvió a casar Octavio fue llevado con su abuela materna Julia César la Menor. Al morir su abuela se reunió de nuevo con su madre y padrastro. Ellos le dieron una educación más dura, que hicieron que Octavio madurase prematuramente. Se sabe que se le otorgó la toga viril un año antes de lo establecido (16 años).
Octavio mostraba grandes aptitudes para la política y el ejército, tanto que quiso unirse a las tropas de César en África, pero debido a la oposición de su madre no fue. En el año 46 a. C Atia le permitió unirse a César en Hispania, pero Octavio cayó enfermo y no viajó.
Cuando se recuperó navegó hacia el frente, pero la embarcación naufragó. Consiguió llegar a la costa junto con otros compañeros. Esto impresionó tanto a César que, al regresar a Roma, cambió su testamento nombrando a Octavio como el principal beneficiario.

Testamento y primeros conflictos

El asesinato de César (1867), obra de Jean Léon Gerome

El día que César fue asesinado Octavio no había cumplido aún 19 años. Por aquel entonces estaba en Apolonia, una ciudad pequeña del Adriático, completando sus estudios sobre administración y estrategia. Pero a Octavio le quedaba poco tiempo para aprender.
Al llegar a sus manos la carta de su madre en la que le anunciaba el asesinato de César, Octavio tomó la decisión de ir a Italia. Junto con él fueron algunos compañeros de la escuela, entre ellos Agripa y Mecenas, que desde entonces estarían con él en todo momento.

Busto de Agripa ( Author: Shawn Lipowski)
Busto de Mecenas




















Cuando Marco Antonio trató como a un niño a Octavio éste no se frustró. Buscó apoyo entre los veteranos de César e hizo cumplir la exigencia del testamento de entregar una cantidad de su fortuna al pueblo y a los soldados, fortuna que Marco Antonio pretendía quedarse.
Octavio quería elevar a estatus divino a su padre adoptivo, hecho que Marco Antonio rechazó y que hizo que perdiera apoyo. Por suerte para Octavio, la noche en la que se celebraban unos juegos en memoria de César, un cometa surcó el cielo. Esto hizo que el pueblo o plebe lo tomase como una señal y Octavio aprovechando el momento de debilidad en la que se encontraba Marco Antonio consiguió su primera victoria.
Para la lucha que comenzaba entre los dos Octavio consiguió varias ayudas entre las que se encontraban: Cicerón, los ciudadanos ricos que le financiaban un ejército propio y el propio Senado republicano.

Marco Antonio
Marco Tulio Cicerón























Se le concedió a Octavio el Imperium Propretoriano, y con esto empezarían, seriamente, los enfrentamientos con Marco Antonio. Para que entendáis por qué paso esto os explico cómo de repente tanta gente apoyaba a alguien tan inexperto y joven como Octavio. Es sencillo, le necesitaban. Al morir César, Marco Antonio empezó a hacer lo imposible para ser él el sucesor. Entre muchas de sus acciones estaban la de quedarse con el tesoro público, ocupar el Palacio Pompeyo y declararse gobernador de la Galia Cisalpina. El Senado empezó a darse cuenta de que si dejaban a Marco Antonio hacer a sus anchas este haría reales todos los temores que ya tenían con César. Por lo tanto Octavio, que no lo veían como una amenaza real sino como el menor de sus males, era su mejor baza para acabar con el poder de Marco Antonio.

Con el ejercito ya preparado y apoyado por los cónsules Pansa e Hirtius, Octavio se enfrentó en Módena, en el año 43 a. C, a Marco Antonio y venció. Marco Antonio huyó a la Galia y el Senado aprovechó para festejar el triunfo como si la victoria se hubiese dado gracias a Bruto (uno de los artífices de la muerte de César). Pero Octavio, a su regreso a Roma exigió ser nombrado cónsul y pidió la anulación de la amnistía de los que conspiraron en la muerte de César. Al recibir una negativa por parte del Senado, Octavio decidió marchar sobre Roma junto con 8 legiones. Allí no encontró oposición militar y el 19 de agosto del año 43 a. C fue elegido cónsul

Octavio como cónsul

Así es como Octavio demostró al Senado que no era el niño que ellos creían y que, ya con un ejército fiel a él, podía aumentar su poder y conseguir la venganza que tanto anhelaba por la muerte de su tío y así contentar a los seguidores de César.
Octavio repartiría el dinero del Tesoro entre el ejército, lo cual hizo que sus tropas fuesen más fieles todavía.

Así explicaba el propio Octavio esta época en su autobiografía (Res Gestae Divi Augusti, texto en latín y traducción):

“A los diecinueve años de mi nacimiento formé un ejército, siguiendo mi personal parecer y a costa de mi propio dinero, con el que devolví la libertad al Estado, que se encontraba agobiado por el poder de una minoría. Por ese motivo, el Senado me incluyó en sus listas, mediante unos decretos honoríficos, durante el consulado de G. Pansa y A. Hirtio, confiriéndome un puesto de rango consular para emitir mis opiniones, y me otorgó mando militar. Ordenó que, junto, con los cónsules y como propretor, cuidase de que el Estado no sufriera daño alguno. El pueblo, por su parte, me eligió ese mismo año como cónsul, puesto que los otros dos habían perecido en combate, y como triunviro con el objeto de reorganizar el Estado”.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------
(La entrada iba a ser muy extensa así que he decidido repartirla en dos entradas para que sea más llevadero. En unos días estará la segunda parte).

No hay comentarios:

Publicar un comentario